junio 06, 2007

bendiciones






 "9"
 Comiendo a mi padre, bebiendo a mi madre
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 
Expo textil gráfico,
  Jessica Espinoza
2007

Fotos,
 Ximena Riffo




Andrea Reyes
Miércoles, 
30 de Mayo de 2007
(Comentario de una visitante de la exposición)

En primer lugar deseo excusarme por permitirme realizar un comentario. 
Hoy día con gran tristeza en el diario Las Ultimas Noticias 
leí sobre la exposición de doña Jessica Espinoza en este recinto. 
Fuí a Biblioteca de Santiago.cl para verificar esta situación, 
efectivemente era así. 
Mi comentario va directamente referido al tema de la ropa con figuras de fetos 
con malformación congénita, 
entiendo que el tema de la exposición no es este directamente, 
sino las consecuencias de estos. 
Sin conocer a la expositora me imagino 
que nunca ha tenido el privilegio de sentir un feto en su vientre y 
ojalá nunca lo tenga. 

Las imagenes violentaron mi memoria 
porque debo señalar que gracias a Dios he tenido la dicha de sentir latir 
en mi vientre 4 criaturas nacidas vivas a parte de dos fetos que no tuvieron la suerte de nacer vivos. 
 Uno de los nacidos vivos de nombre Javiera Ignacia nació con una malformación incompatible 
con la vida, a mi juicio el tema podría haberlo tocado igual con un poco más 
de creatividad y sutileza para no herir a tantas mamás y papás 
a los cuales las imagenes utilizadas no les son indiferentes, 
por ejemplo cromosomas mutados. 

Pido disculpas a quien lea este mail que seguramente no le toca nada 
de lo que escribo puesto que mi comentario va directamente dirigido a la expositora. 
Que falta de delizadeza y creatividad, 
que indolencia para con los padres de fetos con malformación 
que de antemano no es un trofeo del cual podamos jactarnos, 
más bien dicho un dolor inmenso. 

Hago votos y elevo mi plegaria a tantos angeles malformados congénitos 
para que estas imágenes de dolor no sean motivo de la alimentación de un morbo insáno. 
Estas imágenes las puedo justificar en un libro de genética o ciencias, 
pero en un lugar público donde concurren seguramente muchas mentes jóvenes a ver arte,
 a lo anteriormente expuesto creo que este título no le vá.
Ojalá este mail se pueda dirigir a la involucrada, 
que por sierto no deseo tener ningún contacto.
Gracias
Andrea 
Mamá de una maravillosa feto malformada congénitamente.
La malformación congénita no se elige, no es una opción , 
es en la mayoría de los casos la voluntad 
de un ser superior que para mi se llama 
DIOS.