mayo 05, 2012

H

VIEJO BUHO CIEGO TEJEDOR A CROCHET
*

mayo/Poble Sec

*

2012 


*

J.




Vengo de un viaje desde muy cerca, muchas camas en mi espalda, plumas, sangres, recuerdos y vestidos en mi maleta. No alcanzo a entender si es mi resistencia al olvido el que no me deja ir mas lejos o la nostalgia de ver en el ocaso a las pequeñas plantas hoy con vida que me han sido encargadas para el mejoramiento de su comunicación. Las celulas entrecruzadas, tejidas entre si, anudaron en mi seno derecho un quiste que probablemente en continuación volvera a salir sino dejo que los encuentros fetichistas recaigan sobre mi pecho, sin preocupación ante eso, veo como inyectan en mis tetas agujas para su observación. Sigo pensando en la ultima gota de nostalgia del estar aquí y me la trago, baja hacia mi estomago y creo que es una lucha de apaleados, de quienes vienen del futuro de la mas intolerable situación social, economica y emocional el que me ha dado fuerzas de voluntad, de creación ante la frustración, de arte contra el fascismo del porvenir idealizado por un grupo de burgueses, de mi herencia ironica ante la seria cara del porvenir, que hoy se suicida.
Quizas es por eso que este año decidí quedarme aquí, donde en esta parte del mundo el dolor es mueca crujiente de dientes podridos, estomagos hichados de mala cerveza, quejas quejas y mas quejas y es aquí también donde se mantienen resistencias, ante la industralización y mercantilización de la creación manual que documenta las escrituras de pequeños grupos y sus cambios, de la difusión de antiguos modos de restauración y abastecimiento material e inmaterial. La mía personal es a través del dibujo, resistiendo el olvido, abrazando la memoria.
Entre patetico y subliminal, aquí es igual que allá.