julio 03, 2016

---x---x---x--- Cielos ---x---x---x---



Haruwen
- - - - - - - - - 
Territorios

 Los selknam y los haush eran seminómadas,
 (Tierra del Fuego, Patagonia, América del Sur)
sus territorios eran unidades llamadas haruwen y con frecuencia trashumaban al interior de ellos. Estas unidades estaban ocupadas por grupos de linajes patrilineales y patrilocales. La isla estaba repartida en más de ochenta, la mayoría selknam, unos pocos haush y en la última época había dos linajes alakaluf en la zona de Bahía Inútil.
Cada grupo ocupante de un haruwen estaba vinculado con uno de los cuatro puntos cardinales, denominados "shó'on" (cielo). Si por cualquier razón un individuo cambiaba de residencia, automáticamente pasaba a pertenecer al "cielo" de su nuevo territorio.
Toda persona (hombre o mujer) pertenecía al linaje de su padre y generalmente había nacido y se había criado en el haruwen paterno. A veces, los hijos de una viuda crecían en el territorio de su madre y luego, ya adultos se quedaban allí, aunque podían retornar al de su padre difunto si así lo deseaban. La gente siempre guardaba algún contacto con el linaje y el territorio de la madre, aunque residiera toda su vida en el del padre. Pese a que la mujer, al casarse, iba a vivir con el linaje y en el haruwen de su marido, nunca perdía el derecho a volver y permanecer en su haruwen de origen.
Los límites de cada haruwen estaban fijados por la tradición. La trasgresión de límites constituía una de las principales causas de guerras internas, enfrentamientos que emprendían entre diez y treinta hombres y duraban sólo algunas horas. Si el linaje se fraccionaba, la sección que se apartaba era socialmente reconocida como dueña del territorio donde sus miembros se establecían.
En cada territorio los habitantes tenían derecho a cazar, recolectar frutos silvestres, seleccionar materias primas para diversos usos, establecer sus lugares de campamento y realizar todas las actividades necesarias para preservar 
la subsistencia del grupo.